ETA - cruevalle2

Vaya al Contenido

Menu Principal:

ETA

PROTOCOLOS
¿QUE ES LA ETA?

La enfermedad transmitida por alimentos – ETA, es el síndrome originado por la ingestión de alimentos, incluida el agua, que contienen agentes etiológicos en cantidades tales que afectan la salud del consumidor a nivel individual o en grupos de población; las alergias por hipersensibilidad individual no se consideran ETA.

Estas enfermedades pueden ser de dos tipos: 

  • Infecciones alimentarias: son las ETA producidas por la ingestión de alimentos (incluida el agua), contaminada con agentes infecciosos como bacterias, virus, hongos, parásitos, que en la luz intestinal pueden multiplicarse o lisarse e invadir la pared intestinal y desde allí alcanzar otros aparatos o sistemas. 
  • Intoxicaciones alimentarias: son las ETA producidas por la ingestión de toxinas formadas en tejidos de plantas o animales o por sustancias químicas o radioactivas que se incorporan a ellos de manera accidental, incidental o intencional en cualquier momento desde su producción hasta su consumo. 

¿Tienen algunas personas más probabilidad de contraer la enfermedad transmitida por los alimentos?

  • Las mujeres embarazadas, los ancianos y quienes tienen un sistema inmunológico debilitado están sometidos a riesgo más elevado de contraer infecciones agudas tales como la Listeria y deberían tener un cuidado especial en no consumir productos de animales no cocinados suficientemente. Deberán evitar quesos de estilo francés blandos, patés, hot dogs no cocinados y fiambres que han sido fuentes de infecciones de Listeria. Las personas sometidas a alto riesgo también deberían evitar los brotes de alfalfa y los jugos no pasteurizados.
  • Los lactantes alimentados con el biberón están sometidos a un riego más elevado de sufrir infecciones graves con Salmonella u otras bacterias que pueden crecer en un biberón de fórmula caliente si se deja a temperatura ambiente por muchas horas. Hay que tener un cuidado especial para asegurarse que el biberón del bebé se limpie y desinfecte y que la fórmula de leche sobrante o el jugo no se mantiene en el biberón por muchas horas.
  • Las personas que tienen enfermedad del hígado son susceptibles a infecciones con un microbio raro pero peligroso llamado Vibrio vulnificus, que se halla en las ostras.

Diez enemigos para un alimento sano

  • Enfriamiento inadecuado
  • Preparación con demasiada anticipación al consumo
  • Almacenamiento inadecuado
  • Conservación a temperatura ambiente
  • Cocción insuficiente
  • Conservación caliente a temperatura inadecuada
  • Higiene personal inadecuada
  • Contaminación cruzada
  • Ingredientes de origen dudoso
  • Contacto de alimento con animales y/o excrementos.


Los síntomas más comunes de las ETA son:
  • Vómitos
  • Dlores abdominales
  • Diarrea y fiebre,
  • También pueden presentarse síntomas neurológicos, ojos hinchados, dificulta-des renales, visión doble, etc.

Estos síntomas pueden variar dependiendo de la cantidad de bacterias o de toxinas presentes en el alimento, de la cantidad de alimento consumido y del estado de salud de la persona, entre otros factores. Para las personas sanas, la mayoría de las ETA son enfermedades pasajeras, que sólo duran un par de días y sin ningún tipo de complicación, pero para las personas más susceptibles como son los niños, los ancianos, las mujeres embarazadas o los que se encuentran enfermos pueden ser más severas, dejar secuelas o incluso hasta provocar la muerte.

Recomendaciones para la prevención de ETA

  • Lávese las manos antes y varias veces durante la manipulación de alimentos.
  • Lave y desinfecte superficies, utensilios y equipo usados en la preparación de alimentos.
  • Proteja los alimentos de insectos, mascotas y otros animales.
  • Separe los alimentos crudos de los cocidos y listos para servir.
  • Para manipular carnes y otros alimentos crudos use equipos y utensillos diferentes.
  • Conserve los alimentos crudos y los cocidos en recipientes separados.
  • Cocine los alimentos completamente, especialmente las carnes, pollos, huevos y pescados.
  • Hierva los alimentos a más de 70 Cº. Para carnes, pollo, cuide que no queden partes rojas.
  • Recaliente completamente la comida cocinada.
  • No deje comida cocida a temperatura ambiente más de dos horas.
  • Mantenga la comida lista para servir bien caliente. (Por encima de los 60 Cº)
  • No guarde comida preparada por mucho tiempo, ni siquiera en la heladera.

                                       DESCARGUE AQUI EL PROTOCOLO DEL ETA



 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal